Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies
"Buscamos embajadores que nos ayuden a transmitir nuestra pasión por la pasta"

Origen

Calabria.

Nombre Embajador

Marcos Perez.

Receta

Pasta Carbonara sin crema con papada de cerdo ibérico.

Tipo de pasta

Spaghetti Garofalo.

Ingredientes

520 gr de papada de cerdo ibérico.
400 gr de espaguetis Garofalo.
2 diente de ajo
2 chalota
4 yemas de huevo de corral
150 gramos de queso Idiazabal
Ralladura de limón
2 hojas de albahaca por plato
Sal y pimienta al gusto.

Pasta Carbonara sin crema con papada de cerdo ibérico

Descripción de la receta

Cocinar la papa de cerdo ibérico con agua en una olla express durante 1 hora 15 min.
Una vez cocida, la cortamos en daditos.
Abrimos nuestro paquete de espaguetis Garofalo y los ponemos a cocer una olla con agua con un poco de sal.
Mientras se cuecen los espaguetis Garofalo, cortamos el ajo en laminas y la chalota.
Ponemos al fuego una sartén, con un poco de aceite y cuando comience a calentarse, añadimos las láminas de ajo.
Cuando el ajo comience a chisporrotear, seguidamente añadimos la chalota.
El ajo y chalota, empezaran a tomar color y amarillear. Ahora es el momento perfecto de añadir los cuadritos de papada.
Dejamos que sofría un poquito.
Sacamos los espaguetis Garofalo sin escurrirlos con unas pinzas de cocina o cuchara de pasta y los añadimos a la sartén donde tenemos la papada, el diente de ajo y la chalota y la dejamos rehogar 1 o 2 minutos.
Preparamos un bol y en este vertemos todo el contenido de la sartén, seguidamente añadimos las 4 yemas de huevo de corral (previamente un poco batidas), rallamos por encima el queso Idiazabal para darle un sabor ahumado a nuestra pasta y rallamos también por encima ralladura de un limón para potenciar el sabor y la frescura.
Removemos bien, salpimentamos al gusto (si hace falta) y servimos en un plato con la decoración que más guste la cual puede ser 2 hojas de albahaca.

Como decía Joan Miró: “Un cocinero se convierte en artista, cuando tiene cosas que decir a través de sus platos, como un pintor en un cuadro” y reafirmaba el gran Chef Valentina Ruderman: “Cocinar ya no es todo técnica y producto. Por eso Ferrán Adrià cerró El Bulli. Es mucho más profundo. Es poesía”.

Buon Appetito!

24 votos, promedio: 2,67 de 524 votos, promedio: 2,67 de 524 votos, promedio: 2,67 de 524 votos, promedio: 2,67 de 524 votos, promedio: 2,67 de 5
(24 votos; media: 2,67 sobre 5)
Cargando…

Compártelo con tus amigos: